Entrevistamos a Mujeres Inspiradoras de la familia AlEn, éstas son sus historias:
Ilustración por Paulina Mejía

Adriana

Monterrey, Nuevo León

El último año me enseñó que hablar de cáncer de mama, es nadar en un mar de estadísticas. Este cáncer es el más estudiado en el mundo debido a su incidencia. El futuro de una mujer recién diagnosticada empieza a dibujarse en números y probabilidades, básicamente entre vivir y morir. Lo que a menudo pasamos por alto, son las estadísticas positivas del cáncer de mama.

Si estás hoy, o algún día, en el inicio de un proceso de diagnóstico, espero que mi experiencia sea útil en tus primeros pasos.

¿Sabías que menos del 2% de los bultos que se encuentran en las mamas serán malignos? Lo importante es revisar cualquier hallazgo a profundidad, porque en eso radica que se abran para ti las mejores posibilidades. ¿Has escuchado la frase “la detección oportuna del cáncer de mama salva vidas”? Lo que la sustenta es que el 99% de las mujeres con cáncer de mama detectado en etapas tempranas sobreviviremos a este episodio, y nuestra vida continuará después del tratamiento.

Soy Adriana. Soy mamá de dos niños espectaculares y esposa de un hombre admirable y lleno de fortaleza. Soy también profesionista desde hace más de 20 años y una enamorada de mi trabajo. A mis 40 años me diagnosticaron cáncer de mama en una historia que, ahora sé, es más común de lo que nunca hubiera imaginado: un bulto, una duda, el acompañamiento de un equipo médico, y la confirmación de un diagnóstico que te causa miedo e incertidumbre.

Para enfrentar la situación, mi mejor defensa fue la planeación y el ataque.

El cáncer me encontró sobre una gran red de apoyo en la forma de las mejores personas. No lo niego, hubo días de miedo y noches sin dormir, hubo llanto y desesperación ante lo desconocido. Pero mientras viví el momento, me sorprendí con que también hubo muchas risas (sí, risas …y si, muchas). Hubo amor, hubo reencuentros y acercamientos, también una re-valoración de algo tan sencillo como “sentirse bien”, y el descubrimiento de personas que enriquecieron mi proceso de curación. Como nunca antes, hay solidaridad y una profunda admiración hacia quienes están pasando por lo mismo (de algun@s de ell@s, ni sospecharías).

Al terminar el tratamiento, hubo una gran celebración. Un reconocimiento a que, como familia (la de sangre, y los amigos y compañeros de AlEn que se convirtieron en familia), salimos con cicatrices, pero invictos del desafío que la vida nos lanzó a todos, como equipo.

Me considero muy afortunada de mi experiencia con el cáncer. Lo soy porque aquí estoy, acompañada y acompañando. Más convencida que nunca, de que todos tenemos un valor en la vida de alguien más y no debemos desperdiciar un solo día sin añadirlo.

Si tienes miedo de que sea cáncer, apaláncate en tu intención de vivir. No te detengas, descubre hasta la última instancia médica. El miedo no se irá, pero se encausará, y al final, descubrirás que ha crecido tu amor por vivir. Si me necesitas, aquí estoy para ti.

Ilustración por Mayta Viteri
Texto elaborado por Miguel Mena y Samantha Castillo

Nimbe Pérez

Querétaro

Originaria de Papantla, Veracruz, y actualmente viviendo en Querétaro, Nimbe es una apasionada por el cuidado al medio ambiente y orgullosamente parte de la familia AlEn. Quienes la conocen, la describirían como alguien responsable, comprometida y que siempre busca apoyar a los demás, especialmente a sus más cercanos.

Nimbe proviene de una familia de cuatro, conformada por su papá, hermano, mamá y por ella, quienes disfrutan pasar tiempo de calidad y conocer nuevos lugares y experiencias.

En su tiempo libre le gusta practicar sus hobbies, principalmente tocar guitarra y aprender nuevos idiomas. Actualmente, se encuentra aprendiendo: alemán, francés e italiano. Su mamá es su admiración y ejemplo por ser una persona muy trabajadora y siempre en busca de cumplir sus metas.

En junio de este año, Nimbe cumple sus primeros 5 años en AlEn, donde se sintió recibida con los brazos abiertos desde el primer día. Ella empezó en el Departamento de Calidad como Auditora de Procesos y después de 3 años, tomó el reto de colaborar en el área de Tratamiento de Aguas Residuales como Auditora de Calidad, puesto que le apasiona aún más por llevar la responsabilidad de cuidar el agua en Planta Querétaro.

Nimbe en su día a día, junto con sus compañeros, contribuye a los objetivos de sostenibilidad de AlEn. Se considera una fanática del reciclaje, siempre busca separar sus residuos y fomentar el reciclaje a su alrededor. Incluso, fue parte de un equipo ganador en Factor AlEn en la categoría de excelencia operativa, tras implementar un proyecto de mejora continua para el mejor aprovechamiento del agua en la planta de reciclaje en Querétaro.

Uno de sus propósitos es lograr cero descargas de agua a través de la mejora del sistema de tratamiento. Todos los días avanza hacia este objetivo, al aportar sus conocimientos y talento en la Planta de Tratamiento de Agua Residual, donde colabora para lograr reutilizar el agua en diversos procesos.

Para Nimbe, tanto en su trabajo como en su día a día, el agua es muy importante, y nos invita a que seamos más conscientes en nuestro consumo, siempre buscando conservar y cuidar los recursos naturales. Ella está convencida de que el ahorro que cada quien pueda hacer, tiene un impacto favorable en el cuidado del planeta. Nos invita a seguir en el camino del cuidado del medio ambiente y tratar de transmitirlo también a nuestras familias y círculo cercano.

“El impacto individual impacta y hay que conservar, cuidar y perseverar nuestros recursos naturales, para lograr un futuro sostenible.”.

- Nimbe Fabiola Pérez Sánchez, Auditora de Calidad, Planta de Tratamiento de Agua Residual, Querétaro
Ilustración por José Carlos Alvarado de la Agencia 361
Texto elaborado por Samantha Castillo

Martha Galván

Monterrey, Nuevo León

Martha es originaria de Nuevo León, es la hija mayor de una familia de 5 hermanos y es Psicóloga egresada de la UANL, donde también realizó un posgrado en Desarrollo Organizacional.

Desde pequeña, sus papás la empoderaron para que realizara y cumpliera lo que quisiera. La buena organización, competitividad y perseverancia son cualidades que la representen tanto en su vida laboral como personal. Le gusta ser imparable en el día a día y aprovechar al máximo las actividades que la ayuden a salir adelante. Ha estado en muchas actividades extracurriculares y deportes que han forjado su personalidad para siempre esforzarse y cumplir con lo que se propone. “Tú puedes hacer lo que quieras, organízate, pero tienes que cumplir” es una frase que su primo le mencionó algún día y la ha llevado consigo en su vida y trabajo.

Como Jefa de Investigación de Mercados en AlEn, Martha ingresó a la compañía través de una recomendación por su buen trabajo, buena participación y por supuesto, por no temerle a nuevos retos. Martha comenta que disfruta mucho su trabajo, y espera seguir en la empresa muchos años más, ya que le gusta conocer a las personas para darles soluciones y resolver su necesidad. Sus buenos principios, su intuición, deducción y ser metodológica en lo que hace son aspectos que lideran su vida, y la han llevado a cumplir los objetivos que se ha propuesto al estar en esta gran familia.

Martha durante su vida laboral nunca se ha sentido rezagada por ningún factor, ya que desde pequeña no teme aventarse a nuevos retos. Suele recomendarles a las personas que se avienten a hacer las cosas, aunque no sepan cómo se hacen, hay que seguir la marcha y preguntar para conocer e ir trabajando para lograrlo… “por más miedo que se pueda sentir es importante buscar nuevos retos y puertas abiertas que se puedan aprovechar”.

Martha es una mujer a quien le gusta mantenerse en el ahora, sin dejar de pensar en el futuro, haciendo las actividades que la complementen hacia una nueva meta. Ella define el éxito como la felicidad de tener estabilidad, estar tranquila, y poder ayudar a su familia.

“Aviéntate y sigue la marcha”.

- Martha Cecilia Galván Flores, Jefatura de Investigación de Mercados
Ilustración por Carla Andrea Martínez de la Agencia 361
Texto elaborado por Samantha Castillo y Miguel Mena

Mariana Hofer

Houston, Texas

Mariana, orgullosamente originaria de Guatemala en donde vivió junto con su familia 29 años de su vida. Actualmente vive felizmente en Houston, Texas junto con su esposo y sus 2 hijas, Hanna de 9 años, y Emiliana de 6 años de edad.

Nos comparte que es una aficionada al deporte, siendo el correr una de sus prácticas favoritas. El correr la apoya a tener una claridad mental y a analizar diversos problemas para encontrarles una solución. Sin duda, lo recomienda bastante.

Mariana lleva 7 años laborando en AlEn USA, en donde se encuentra muy contenta y ha podido superar diversos retos. Ella es mercadóloga y su expertise es en el área comercial. Actualmente se desempeña como Senior Brand Manager de la marca Ensueño, un camino muy grato para ella pues junto a su equipo ha logrado posicionar a Ensueño como la primera marca hispana en ofrecer un servicio completo en el giro de lavandería. Mariana nos comparte que ve a la marca como un hijo, y es por eso que la cuida mucho y desea que siempre tenga éxito.

Cuando llegó a Estados Unidos, Mariana no tuvo miedo en reinvertarse, empezando su nueva vida desde cero. Le tocó entender, buscar, investigar, y trabajar para salir adelante, teniendo siempre en mente el deseo de formar una familia y asentar su vida personal. Actualmente se encuentra muy estable, y se siente muy agradecida con AlEn ya que le abrió las puertas en un momento en donde aún se sentía vulnerable con la transición. Su llegada a la empresa le ayudó a reforzar un sentido de pertenencia y compromiso en su nueva vida.

Para Mariana, su mamá Hilda, es su mayor inspiración ya que, gracias a su liderazgo y los valores del trabajo y la familia que les inculcó desde pequeñas a su hermana y a ella, ha podido ver el mundo de una manera más responsable. Ella espera también ser un gran ejemplo para sus dos hijas e inspirarlas para lograr todo lo que se propongan.

Mariana se caracteriza por ser una mujer apasionada, generosa, y responsable. Su mensaje para otras mujeres es: “buscar su propia voz, ser auténticas en todos sus sentidos y fuertes con sus decisiones y emprendimientos. Busquemos la unión entre nosotras, porque unidas podremos lograr grandes cosas. Sigamos construyendo el futuro de nuestras familias y países.”

“No tengas miedo de reinventarte”.

- Mariana Hofer, Senior Brand Manager
Ilustración por Natalia Montanez de la Agencia 361
Texto elaborado por Rocío Montemayor

Agustina Hernández

Villahermosa, Tabasco

Agustina Hernández es originaria de Villahermosa, orgullosamente Tabasqueña. Esposa, hermana, madre de 3 hijos y abuela de 2 nietos, para Agustina lo más importante es su familia. Ella se describe como una mujer fuerte, ordenada y disciplinada.

Lleva 20 años de trayectoria en AlEn, en el área de Recepción de Evidencias, los cuales respaldan la disciplina, entrega y esfuerzo diario que ha implicado. Para Agustina, el inicio de su carrera no fue sencillo, puesto comenzó a trabajar teniendo una bebé recién nacida. Esta fue una de las razones por las que hace más de 20 años decidió buscar una nueva oportunidad de trabajo que le brindara estabilidad económica y prestaciones dignas para ella y su familia. Esta nueva oportunidad de crecimiento la encontró en Grupo AlEn.

Agustina dice estar plenamente contenta y sobre todo agradecida con la compañía, por brindarle un trabajo retador, y sobre todo, bien recompensado. Gracias a esto y con apoyo de su esposo, pudieron comprar una casa propia y sacar adelante a sus 3 hijos. Ellos son su admiración más grande y son un ejemplo de esfuerzo diario y trabajo honesto, y de que: “Intentándolo, todo se puede”.

Agustina admira a sus tres hijos Deyner, Mayra y Alix. Especialmente la historia de Mayra, ya que desde hace unos años emprendió un viaje a la Ciudad de México a continuar sus estudios, se transporta sola y es una mujer independiente y con muchas aspiraciones. También a su esposo, quien ha sido su compañero que ha estado en las buenas y en las malas, así como a su hermana que ha sido el soporte en la familia para el cuidado de sus hijos mientras ella trabaja.

Su consejo a más mujeres es: “Fijarse metas cortas, terminar su carrera, trabajar y disfrutar todo lo que tengan que disfrutar y después poder casarse y tener hijos, puesto que es una responsabilidad mucho más grande, primero ver por una, por nutrir el conocimiento propio para después crecer como familia” así lo comparte.

Agustina se describe como una mujer luchadora, fuerte, muy disciplinada y exigente con ella y con su alrededor. Sus compañeros y compañeras saben que ella inicia las cosas con excelencia y las termina con la misma excelencia, puesto que para ella así es la vida “nunca dejar nada a medias, las cosas se realizan de inicio a fin, sólo así se cumplen las metas”.

“Si pasa por tu mente, pasa por tu vida”.

- Agustina Hernández, Recepción de Evidencias
Ilustración por Berenice Tapia de la Agencia 361
Texto elaborado por Elsy Rodríguez

Susana García

Querétaro

Susana García vive en Querétaro junto con su familia, ella disfruta tener momentos relajantes con su música favorita y seguir adelante día con día siendo un ejemplo admirable para sus hermanos menores. Responsable, alegre y dedicada son algunas de las características que definen a Susana quien siempre cree en si misma para hacer y lograr aquello que tanto anhela.

A sus 19 años, terminó la preparatoria por lo que decidió entrar a AlEn, en donde la recibieron con los brazos abiertos como parte de una familia con gran compañerismo y apoyo. Reconoce que comenzar a laborar como capturista en la planta de reciclado fue un gran reto, pero su motivación por seguir adelante la impulsó a tener éxito, a crecer y a aprender cosas que nunca había imaginado. Al mismo tiempo, comenzó con gran entusiasmo sus estudios profesionales en la carrera de Ingeniería Industrial siendo un gran logro y motivo para seguir esforzándose diariamente.

Gracias a la gran inspiración por parte de su madre trabajadora, Susana se esfuerza diario tanto en la universidad como en AlEn para perseguir sus metas con mucha perseverancia. Le encantaría poder terminar su carrera profesional, y continuar construyendo su futuro, con una casa y negocio propio. Aquello que la impulsa todos los días es poder saber que es un ejemplo de dedicación para sus hermanos menores, ya que son parte de su motivación día a día. Le gustaría que también fueran por un buen camino como lo ha hecho ella.

Le gustaría ser reconocida como una mujer con un constante interés por adquirir nuevos conocimientos y espera que en un futuro, con su esfuerzo y dedicación, llegue a inspirar a muchas personas. A Susana le encantaría aconsejar a todas las mujeres en que puedan animarse a hacer aquello que tanto anhelan sin que nuestras dudas sobre el futuro nos detengan ya que, con la motivación por ser el mejor ejemplo para nuestra familia y con el esfuerzo diario podemos lograr grandes metas.

“Todos los días es nuestro día”.

- Susana García González, Operaria de Producción
Ilustración por Natalia Montanez de la Agencia 361
Texto elaborado por Cinthya Rosas

Ana Elizabeth Martínez

Guadalajara, Jalisco

Originaria de Guadalajara, Jalisco, Eli llegó a la familia AlEn el 18 de enero del 2010 con el propósito de ser la mejor versión de sí misma día tras día y poder obtener un patrimonio para ella y sus dos hijos.

Actualmente se desempeña en el puesto de promotora impulsora, y aunque la pandemia llegó a modificar el modelo de trabajo de muchos colaboradores, ella fue una de las heroínas que jamás dejó de representar a AlEn con clientes y socios en el exterior. Después de todo, ayudar a las personas, aunque sea en lo más mínimo, es una de sus principales cualidades.

Sus días comienzan a las 5 de la mañana en compañía de su mamá y un buen café antes de irse al trabajo, y después de representar a nuestras marcas durante el día, se alista para ir por sus hijos a sus respectivas escuelas.

AlEn es una parte muy importante de su vida, porque la impulsó a apasionarse más por lo que hace y le ha permitido tener una casa y salud para seguir disfrutando de quienes más quiere. Considera que su mayor logro ha sido demostrarse a sí misma que pudo con adversidades que, en su momento, creía imposibles de vencer, pues la disciplina y el amor por las personas que ama la han ayudado a siempre salir adelante.

Eli forma parte de una familia que no deja de intentar, su padre es su mayor inspiración; fue él quien le enseñó que la vida es un barco y es ella quien decide si se da por vencida cuando hay tormentas o toma el liderazgo para que siga flotando, siempre manteniendo la humildad, sencillez y el equilibrio entre corazón y mente. Así es como cada día busca darle una mejor calidad de vida a sus hijos y a su mamá.

Para ella lo más importante es el amor propio, y ese es el mensaje que quiere transmitir a cada una de las integrantes de nuestra familia: nunca dejar de lado nuestras aspiraciones, tratar de hacer cosas que no hicimos el día anterior y siempre luchar por lo que queremos, cuidando nuestra paz mental y emocional. La prioridad debe ser, ante todo, estar tranquilas en cada aspecto de nuestra vida y no dejar que nadie se interponga en esa búsqueda, ni siquiera nosotras mismas.

“Siempre haz lo que te apasiona, ponte en primer lugar y lucha por tus sueños. Trata de vivir de acuerdo a tu espíritu libre”.

- Ana Elizabeth Martínez Hernández, Promotora Impulsora
Ilustración por Tomás Valdez de la Agencia 361
Texto elaborado por Paola Guzmán

Kathya Rascón

Ciudad de México

Kathya es originaria de la Ciudad de Chihuahua, fue ahí donde creció y estudió para ser diseñadora. Ella es la mayor de 3 hermanos y su familia es lo más preciado que tiene en su vida. Quienes la conocen dirían que es una persona muy alegre, creativa, leal y trabajadora.

La determinación es también una cualidad de Kathya pues tiene muchas metas en la vida y no se detiene hasta lograrlas, esto la llevó a tomar una decisión que cambió su vida. En busca de un desarrollo profesional se fue vivir a la Ciudad de México. Sabía que no sería fácil ya que no conocía la ciudad, sin embargo, también sabía que tenía todo el apoyo de su familia.

Fue así que Kathya comenzó su trayectoria profesional en el diseño. Hasta llegar a AlEn en donde, desde el primer día, sintió que pertenecía a esta gran familia y ha sido testigo de la evolución y crecimiento de su área: la Agencia 361. Ahora lleva 4 años en la compañía y coordina a un equipo para apoyar con el diseño y creatividad a E-Commerce y Trademarketing; equipos que se han convertido en una gran parte de ella y en los que se llena de energía y buena convivencia.

La principal inspiración y motivación de Kathya son aquellas mujeres de su vida: su bisabuela, su abuela y su mamá. Estas grandes mujeres han marcado parte de su historia, le han dado todo su amor y sabiduría, le han transmitido la búsqueda del amor propio, la superación personal y el amor de familia. A pesar de que el tiempo se ha llevado a su bisabuela, su presencia y esencia siguen en la vida de Kathya.

Ahora ella ha formado su propia familia en la que comparte el legado que recibió de estas grades mujeres. Uno de sus mayores logros personales es tener su primer hogar propio junto con su esposo. Para ella es muy importante cuidar a su familia y su hogar. Cuando en retrospectiva observa las cosas que ha logrado y recorrido, agradece a las mujeres que la han acompañado por dejarle los valores que hoy la caracterizan.

Kathya Invita a otras mujeres, a reconocer y compartir el legado y el camino que han hecho todas las mujeres que vienen atrás de nosotras para remembrar y honrar a estas figuras que han estado presentes en nuestras vidas.

“Lo que hemos logrado es gracias al esfuerzo de nosotras y hay que seguir defendiendo quienes somos”.

- Kathya Carolina Rascón Fierro, Coordinación de Imagen
Ilustración por Vianney De La Cruz Contreras de la Agencia 361
Texto elaborado por Miguel Mena

María Lucía Corona

Puebla

María Lucía Corona es originaria del estado de Tlaxcala, y actualmente es parte del Equipo Médico AlEn en Planta Puebla. María se desempeña como Enfermera una labor que le enorgullece, pues ama dedicar su tiempo y esfuerzo para ayudar siempre a los demás.

Ella es madre de dos hijos de 20 y 23 años de edad, quienes se han inspirado de la gran vocación de servicio por la salud de su mamá, pues ambos están estudiando la carrera de medicina con el sueño de algún día ayudar a quien más lo necesitan. Para María es un gran orgullo que sus hijos sigan avanzando en sus proyectos y emprendimientos, ya además de estudiar, su hija tiene un negocio de repostería, en donde también ella la apoya en sus tiempos libres. Le encanta ver a sus hijos crecer.

A María, sus seres queridos la describen como una mujer muy trabajadora y que lucha por sus sueños. Este gran ejemplo de inspiración proviene de su madre, quien desde muy pequeña se hizo cargo de ella cuando falleció su padre. Es la persona a quien más admira, por su buen ejemplo y motivación para sacarlos adelante. Le agradece mucho sus enseñanzas y por portarse tan bien con sus hijos, quienes la ven como su segunda mamá.

María ha llevado las enseñanzas de solidaridad y cooperación de su madre a la familia AlEn, en donde fielmente labora desde hace más de 15 años. Lo que más le gusta de la empresa es el ambiente laboral que se vive y el liderazgo que existe para las mujeres dentro de su área. A ella le gustaría continuar trabajando en AlEn, ya que se siente muy alineada con su propósito, además de que el entorno laboral en donde se desenvuelve y sus resultados son muy gratificantes.

En un ámbito más personal, María está dispuesta a seguir apoyando a sus hijos a que terminen completamente su carrera de medicina y alentarlos a estudiar una especialidad. Su más grande logro ha sido ese, la unión entre sus hijos, su esposo y ella. La pandemia no ha sido un obstáculo en ese camino.

El mensaje que María le da a todas las colaboradoras AlEn sería el de aceptarse como son, y que no olviden que pueden lograr todo lo que se propongan. “Somos muy fuertes y podemos con todo”.

“Mi madre es mi ejemplo de inspiración, gracias a ella soy lo que soy y puedo transmitirlo con mis hijos”.

- María Lucía Corona Zepeda, Enfermera
Ilustración por Berenice Tapia de la Agencia 361
Texto elaborado por Samantha Castillo

Tania Castro

Mexicali, Baja California

Tania, egresada de la carrera de administración pública, es mamá, hija, hermana y esposa. Su bonita familia se compone de su esposo, y sus 2 hijos: un bebé de 1 año y 2 meses, el cual nació durante la pandemia de COVID-19, y un hijo de 16 años. Ellos son su más grande inspiración y motivación. De igual forma, tiene 3 hermanos y proviene de descendencia de cuates, a lo cual ella también es cuata de un hermano.

Es originaria de Mexicali y su esposo es de Guadalajara, y juntos en sus 16 años de casados, han creado una familia muy unida. Sus pasatiempos favoritos son pasar tiempo en familia y disfrutar cada momento que tiene con ellos, por más corto o largo que sea.

Tania lleva en AlEn 5 años, y durante su jornada en la compañía ha tenido dos movimientos. Empezó a trabajar por recomendación de una amiga, y sus labores comenzaron siendo Asistente de Gerencia. Tiempo después, se enteró de una vacante en el CEDIS en el puesto de Documentación y Pedidos, y no dudó en tomar este nuevo reto. Tania comenta que está muy contenta de trabajar en una empresa que tiene mucho tacto para sus empleados y sus necesidades. Disfrutó mucho de su embarazo y durante los primeros meses de su bebé, tuvo la oportunidad de trabajar desde casa y es algo que agradece mucho a la empresa.

Sus metas y sueños son seguir creciendo profesionalmente en AlEn para brindar apoyo a su familia. Tania admira mucho a sus papás por su ejemplo, ya que son muy luchadores y fuertes, y siempre están para apoyarla en cada paso de su vida. Ellos la acompañaron en su camino, y gracias a ellos, ahora es una persona responsable, amorosa, positiva.

La felicidad de su familia es su principal motor, por el cual siempre busca crecer, y darles lo mejor. Por lo mismo, sus principales logros son su familia, el tener su casa, y diferentes proyectos que ha realizado durante su vida.

“Encontrar la felicidad en cada momento”.

- Tania Gisela Castro Rodríguez, Pedidos y Facturación
Ilustración por Berenice Tapia de la Agencia 361

María Magdalena Aluci

Puebla

En septiembre de 1991, María Magdalena inició a trabajar en AlEn, en Planta Puebla. Desde entonces María ha colaborado en diferentes funciones dentro del proceso de producción y a lo largo de estos 30 años ha presenciado el crecimiento y transformación en las líneas de producción al adoptar nuevas tecnologías y procesos automatizados.

María está orgullosa de sus 3 décadas en AlEn, empresa a la que admira por su visión y por “darle todo a sus trabajadores”, como ella lo comenta. María ha logrado crecer junto con la compañía por lo cual se siente agradecida y afortunada.

A inicios de 2020, María recibió una noticia que marcó su vida. Después de encontrarse una bolita que poco a poco empezó a molestar, comenzó a visitar doctores y a someterse a diversos estudios que posteriormente confirmaron el diagnóstico de cáncer de mama. En ese momento, María sintió mucha confusión, y lo primero que se preguntó fue: “¿Por qué a mí?”. Con el tiempo entendió que en esta situación no hay culpables y lo vio como una oportunidad para salir adelante.

Fue hasta las sesiones de quimioterapia cuando se dio que eran muchas personas que estaban luchando contra esta enfermedad. Para ella fue impresionante ver salas llenas de niños, niñas, adolescentes y adultos luchando contra el cáncer. Durante su tratamiento, fue acompañada por toda su familia, pero principalmente por sus hijas, quienes nunca la dejaron sola y fueron su fortaleza para luchar todos los días. Sus hijas, y principalmente sus nietos y nietas ven a María como una guerrera, por la manera en que enfrentó y logró superar este proceso.

María recomienda a mujeres y hombres que estemos al pendiente de nuestro cuerpo; especialmente, auto explorando nuestros senos. Nos recomienda estar muy atentas y reportar a nuestro médico cualquier síntoma, pues como ella dice, “en esta situación el tiempo es vida”.

Para María, su mayor motivación es su familia, su trabajo y la salud. María está feliz de esta nueva etapa,pues ahora ve la vida diferente y se siente muy motivada para seguir cumpliendo todas sus metas.

“Nosotras somos unas guerreras”.

- María Magdalena Aluci, Operaria de Producción
Ilustración por Ana Karen González de la Agencia 361

Adriana Rolón

Monterrey

Adriana es orgullosamente veracruzana, nacida en Costa Esmeralda. Es una mujer muy alegre, luchadora y llena de luz, y que ha vencido grandes retos. Actualmente vive en Monterrey, Nuevo León con su hijo, hija y esposo.

Adriana es Operaria de Producción de Planta AlEn Monterrey, ha trabajado en diferentes líneas de producción, principalmente en el armado de cajas. Está agradecida de ser parte de la familia AlEn, y de recibir el apoyo y beneficios en los momentos más difíciles.

En febrero de 2020, Adriana fue diagnosticada con cáncer de mama. En un inicio, le detectaron una bolita chiquita, del tamaño de una lentejita, como ella menciona. Ella se sentía bien y no tenía ningún otro síntoma, pero esa bolita comenzó a crecer y después de varios estudios y visitas a médicos se confirmó el diagnóstico. Adriana sintió mucho miedo, expresa haber sentido telarañas en su mente y una gran incertidumbre. Adriana fue operada y recibió tratamiento de quimioterapias y radioterapias y gracias a este tratamiento, a sus cuidados y sobre todo a que su detección fue temprana, unos meses después Adriana venció la enfermedad.

Las personas que Adriana más admira son su mamá y su esposo, pues siempre han estado con ella. Durante su enfermedad, ellos se encargaron de cuidarla, acompañarla y animarla para que pudiera salir victoriosa de esta difícil etapa. Adriana es descrita por ellos como una persona muy alegre que nunca se dejó caer y siempre le sonríe a la vida a pesar de las circunstancias que se le pongan en frente.

Adriana nos recomienda estar atentas y atentos a nuestro cuerpo y que en cuanto detectemos algo anormal acudamos rápidamente al médico, pues el cáncer entre más pronto sea detectado mejor será el pronóstico para quien lo padece.

Después de esta experiencia, Adriana todas las mañanas inicia su día muy motivada, dando gracias a Dios, por la salud y por el trabajo. Dice estar agradecida por la empresa en la que trabaja, por los doctores que la atendieron y por todas las personas que estuvieron a su lado y que nunca la soltaron.

“Mi mamá, mi esposo y mis hijos son mi admiración. Dios nunca me soltó de su mano.”.

Adriana Rolón - Operaria de Producción
Ilustración por Jaquelin Villareal de la Agencia 361

Yessica Paola

28 años, Toluca

Yessica Paola es originaria de Toluca. A sus 28 años, reconoce que los retos que ha tenido a lo largo de su vida son los que la han motivado a ser fuerte y plantearse metas para perseguir y alcanzar sus sueños

Yessica labora como Promotora Impulsor en AlEn y le llena de orgullo tener la confianza de la organización de tratar con grandes clientes mayoristas. Desde los 18 años empezó su vida laboral, su meta siempre fue trabajar en AlEn aunque lo sentía como un sueño muy lejano. A casi dos años de entrar a la organización se ha destacado por su compromiso, tenacidad y perseverancia.

Para Yessica su logro más importante es tener su propia casa, en la cual su hija Yessica Pauleth de 7 años se sienta segura y amada. Yessica toma inspiración todos los días de verla crecer, le mueve el ser un ejemplo para ella y que pueda tener sus propias metas, propósitos y sueños. Cada día se asegura de repetirle que es amada, que es valiosa y que ella puede ser lo que ella quiera si se lo propone, el éxito no tiene límites.

Yessica persigue también la meta de terminar su carrera profesional en Mercadotecnia, y está determinada en estudiar una maestría para después tener un negocio propio.

Su familia la describe como una mujer que inspira porque nada la detiene y hace de todo. Además de su trabajo en Grupo AlEn, Yessica vende postres, dulces y zapatos. Estas características las heredó de su mamá Concepción, a quien admira mucho y describe como “una mujer fregona”. Al igual que ella, siempre está buscando cómo salir adelante y superar cualquier obstáculo. Esto lo descubre a partir de que sus padres deciden separarse, fue entonces que Yessica se dio cuenta lo que era que su madre tomara esta responsabilidad sola y todo el esfuerzo amor que ponía en su trabajo para apoyarla a ella y a sus hermanos. De Concepción también aprendió a valorar lo que tiene, a amar y apoyar a la familia y a que vale la pena ser ella misma, a vivir y disfrutar la vida.

“El éxito no tiene límites”.

- Yessica Paola, Promotora Impulsor, Ciudad de México.
Ilustración por Carla Aguirre de la Agencia 361

Trena Jones

Houston

Trena Jones ha vivido en Houston durante más de 20 años; está casada con su alma gemela Clarence, un bombero y su mejor amigo que la inspira todos los días con su pasión por querer ayudar a los demás. Trena disfruta leer novelas de misterio y degustar whisky.

Trena tiene una licenciatura en ciencias biológicas con enfoque en química y más de 20 años de experiencia trabajando en manufactura, Trena es la Gerente de Control de Calidad en AlEn USA. Ella describe su trabajo como "La Guardián de los Buenos Productos", dice que la calidad es el elemento clave para tener éxito y siempre quiere mejorar los productos, todo para asegurarse de que entreguemos productos a los consumidores que cumplan y superen sus expectativas. Trena ha trabajado durante 4 años en AlEn, una empresa orientada a la familia y un lugar muy emocionante para pertenecer, como ella lo describe.

Una de las cosas que enorgullece a Trena es trabajar con mujeres en situación de pobreza y víctimas de violencia en un refugio para mujeres, ayudándolas a prepararse para el mercado laboral, donando ropa y practicando habilidades para entrevistas. Lo que más le inspira a Trena son los pequeños actos de bondad de las personas que ves todos los días; ya sea abrirle la puerta a alguien, sonreír para alegrarle el día o pagar el café de alguien más. Son las pequeñas cosas que demuestran lo bueno que hay en las personas y que pasan mucho tiempo desapercibidas las que realmente la inspiran.

Admira a su madre Candy, una mujer muy fuerte que siempre le enseñó a Trena que no hay nada malo en ser diferente y que nunca debe tener miedo de probar cosas nuevas. Candy falleció en 2012 a causa de cáncer de mama, desde entonces, Trena cree en vivir el momento, que ningún día está prometido y que tienes que no debes esperarte para perseguir tus sueños.

Trena está segura de que la clave de todo es ser tú mismo y ser fiel a quien eres, una lección importante para todas las mujeres, hombres y jóvenes. Trena se expresa a través de su cabello, cambiando el color y el estilo. La mayoría de la gente la describe como una persona que siempre está sonriendo y feliz. Ella piensa que cada vez que sonríes, el mundo sonríe contigo. No importa qué tan mal se vean las cosas, una perspectiva positiva puede ayudar a superar cualquier situación y eso comienza con una sonrisa en tu rostro.

“Siempre que sonríes, el mundo sonríe contigo”.

- Trena Jones, Gerente de Control de Calidad, Houston.
Ilustración por Liz Saldaña de la Agencia 361

Luz Elena

28 años, Guadalajara

Luz Elena es ingeniera industrial de Guadalajara Jalisco, es hija única de una familia con 2 mamás, conformada por su mamá Maria Patricia y su abuelita Angela, quien recientemente falleció. A sus 28 años, Luz Elena construye su propia familia junto a su esposo, una hija de 5 años y un bebé de 8 meses. Luz Elena disfruta de tomar café, conocer nuevos lugares y encontrar elementos o símbolos que le recuerden y la mantengan cerca de las personas que más ama.

Desde hace 3 años y medio, es Ingeniera de Procesos en Grupo AlEn, a través del análisis de información, se encarga de estandarizar las actividades y procesos de las líneas de producción de las plantas de AlEn. Para Luz, lo más satisfactorio de su trabajo es el reconocimiento y la confianza que han depositado en ella y en sus capacidades.

Empezó a trabajar desde secundaria para pagar sus estudios en equipo con su mamá, dentro de sus mayores logros está el haber terminado su carrera y el comenzar a construir su familia desde la unión, el amor y la comunicación. Todo lo que ella hace es por su familia, día a día trabaja por ellos y porque se sientan orgullosos de ella. Menciona como los días más felices de su vida al nacimiento de sus hijos. A su hija Ángela, la describe como una persona muy inteligente, servicial y noble, disfruta dibujar, ir al parque y cocinar con Luz Elena, quien de pequeña soñaba con ser chef. A su hijo Antonio lo distingue su sonrisa, su felicidad y su instinto de experimentar muchas cosas.

Dentro de su desarrollo profesional y personal, le gustaría llegar a liderar una gerencia de ingeniería y continuar construyendo su familia, con una casa y un negocio propio. Le gusta relacionarse con personas que le aporten cosas positivas, a las que pueda acudir por consejos y retroalimentación para mejorar como persona.

Si ella pudiera volver al pasado y hablar con la niña Luz Elena, se diría a si misma que nunca se sintiera insegura, que haber padecido bulimia no la define como persona; que es una mujer querida, importante, inteligente y bonita. Le recordaría que no está sola, que tiene una familia que la ama, y que luche por sus sueños.

“La familia es construida desde la unión, el amor y la comunicación”

- Luz Elena, Ingeniera de Procesos, Guadalajara.
Ilustración por Diana Gutiérrez de la Agencia 361

Martha Verónica

40 años, Mexicali

Martha Verónica es apasionada por la historia, la lectura y la cocina. Con 40 años y originaria de Mexicali, vive con su esposo Josué y su hijo Nico de 15 años, a quienes describe como el pilar más grande que tiene en su vida y su mayor inspiración.

Martha es Operaria de Producción en AlEn y ha trabajado en las líneas de Ensueño® empacando, etiquetando y colocando tapitas en las botellas del producto. Martha menciona ser muy afortunada por pertenecer a la familia AlEn y describe como uno de sus mayores logros el empezar a trabajar y tener un ingreso. Ella sueña con crecer dentro de la compañía y algún día poder operar una máquina, para esto, tiene presente que siempre hay que perseverar y alcanzar la meta.

Martha Verónica disfruta de pasar tiempo leyendo, haciendo manualidades y jugando juegos de mesa con su hijo. Desde pequeña siempre fue muy imaginativa y curiosa, de grande quería ser arqueóloga o maestra de historia. En su adolescencia, Martha sufrió de bullying por su sobrepeso, ahora reconoce la importancia del auto cuidado, pero sobre todo la importancia de ser amable con los demás y de ser amable con ella misma.

La mujer que más admira Martha es a su mamá; quien fue una gran guerrera y una gran mujer que salió adelante mucho tiempo sola. Su madre fue una importante influencia en los sueños que ahora tiene Martha, entre ellos está el emprender un negocio propio de comida, el nunca dejar de luchar para cuidar a su familia, estar siempre bien de salud y el conocer las pirámides de civilizaciones prehispánicas en México, para sentir que vive la historia por ella misma y recargarse de energía.

“Siempre hay que perseverar y alcanzar la meta”

- Martha Verónica, Operaria de Producción, Mexicali.
Ilustración por Leonora Quintana de la Agencia 361

Nora Idalia

Monterrey, NL.

Nora es originaria de Nuevo León, es la segunda hija de una familia de 4 hermanos y es Química Industrial. Es casada, tiene una hija y está próxima a ser abuela por primera vez, para Nora su fe es uno de los motores más importantes en su vida.

Nora ama y le apasiona su trabajo, es un ejemplo perfecto de vocación. Es parte de AlEn desde hace más de 32 años, actualmente forma parte del equipo de Investigación y Desarrollo y ha sido un elemento clave para el desarrollo de muchas de las categorías de los productos. Describe sus actividades diarias en AlEn como “entregar valor con mucha pasión”.

Desde joven y a través de AlEn tuvo la oportunidad de viajar al extranjero para desarrollarse profesionalmente a pesar de no conocer el idioma, ser la primera vez que salía del país y vivir con cierto grado de dislexia. Samuel, su padre, logró impulsar a Nora a confiar en ella misma, logrando que reconociera en ella su propia capacidad, inteligencia e incomparable resiliencia, desde aquel momento, Nora nunca se ha alejado de un reto, incluso ahora los busca y continúa sorprendiéndose al superarlos.

Nora creció de la mano de AlEn y tuvo la oportunidad de conocer y trabajar con sus fundadores. Cuando iba a nacer su hija decidió tomarse un tiempo fuera del trabajo para dedicarse 100% a ella y disfrutar al máximo del tiempo y la conexión con Gaby, 6 años después Nora vuelve a embarazarse, pero sufre en esa ocasión la pérdida de su bebé durante el embarazo, este episodio es superado gracias a la fortaleza de su familia, la confianza en su fe y en que las cosas pasan por alguna razón.

Poco tiempo después, vuelven a llamarla para reintegrarse a AlEn para continuar con grandes proyectos, retos e innovaciones y seguir creciendo junto con la compañía. Uno de los trabajos que más le llena de orgullo es la reformulación de Ensueño para el uso de aceite de palma y su optimización. Su trabajo en el equipo de prototipado rápido ha sido fundamental para las últimas innovaciones de los productos de AlEn.

Nora se describe a ella misma como una mujer muy bendecida y con mucho amor para dar, y encuentra la felicidad poniendo su talento al servicio de los demás. Le gusta reconocer el trabajo de todos los miembros del equipo, construir la confianza y aprender de ellos, y que ellos aprendan de ella. Su pasatiempo favorito es cocinar y salir a caminar para platicar con su familia.

Nora vive bajo el lema “Lo que sea que hagas tienes que hacerlo bien, hazlo por algo más grande que tú, confía y siempre ten fe”.

“Lo que sea que hagas tienes que hacerlo bien, hazlo por algo más grande que tú, confía y siempre ten fe.”

- Nora Idalia, Investigadora de Fórmula, Monterrey.
Ilustración por Mayra Viteri de la Agencia 361

María Estela

53 años, Puebla

María Estela nació en el estado de Oaxaca, a sus 9 años su familia se muda a Puebla en busca de un mejor futuro. Ella dice ser prácticamente poblana de corazón, pero siempre conservando sus raíces oaxaqueñas. A sus 53 años, tiene 3 hijos y es abuela de una nieta de 8 años. Es separada desde hace 15 años.

María Estela tiene 16 años y medio en AlEn como enfermera en servicio médico en la ciudad de Puebla. Ama su trabajo porque conecta con su pasión y está entusiasmada por continuar trabajando ahí por muchos años más. Con la pandemia por COVID19 sus labores se han modificado y han tomado mayor relevancia, lo cual le llena de orgullo saber que puede aportar aún más para mantener la salud de sus compañeros y compañeras.

Sin duda para María Estela su madre Julia es la mujer que más admira, cuando fallece su esposo, Julia se hizo cargo de todos sus hijos y sacó adelante a la familia, hace un poco menos de 1 año Julia falleció por cáncer pulmonar, describe María Estela que su mamá luchó hasta su ultimo día siempre llena de fortaleza y con una sonrisa.

De los logros que más le llenan de orgullo es tener su casa y darles educación a sus hijos pues Maria Estela quiere dejar una huella positiva en ellos y hacerlo a través del ejemplo, quiere que cuando la recuerden sea como una mujer responsable, perseverante, que se esforzó y lucho por sus metas.

El sueño más grande Maria Estela es viajar para conocer Machu Picchu. Se describe a ella misma como una mujer que le falta muchas cosas por hacer y que quiere hacerlas. Su frase favorita es “Las estrellas no son las que determinan el futuro, eres tú”, la coloca en su libreta cada que inicia el año, pues para ella esta frase representa que tiene que luchar y esforzarse por lo que quiere hasta conseguirlo.

“Las estrellas no son las que determinan el futuro, eres tú.”

- Maria Estela, Enfermera, Puebla.
Ilustración por Karina Sánchez de la Agencia 361

Elizabeth Vega

40 años, Querétaro

Elizabeth es queretana, casada, con 4 hijas, y muy próxima a ser abuela por primera vez. Se describe como una mujer responsable, con valor, con proyectos, con metas y como una buena madre. A lo largo de su vida ha aprendido a ser honesta, trabajadora y sincera, buscando siempre transmitir esto a sus hijas.

Hace 5 años comenzó su trayectoria en AlEn, inició en el área de servicios generales realizando limpieza y mantenimiento, actualmente es operaria de producción del área de reciclado, específicamente se dedica a la separación del plástico reciclable en el área de selección.

Su flor favorita es el alcatraz y su pasatiempo favorito es jugar futbol como portera, deporte que comparte con sus hijas y que le ha dejado enseñanzas, logros, triunfos y alguna barrera, pero más que eso le ha enseñado a convivir y trabajar en equipo con los demás, a ser una persona tolerante, responsable y paciente. A sus 40 años, también disfruta de salir a bailar y de conocer nuevas personas.

Elizabeth admira a todas las mujeres, para ella todas son admirables, porque todas tienen sus cualidades y porque todas de alguna forma comparten el luchar, el sufrir, el amar, el llorar y el vivir. Cuando era pequeña Elizabeth soñaba con estudiar y prepararse, sin embargo, en su familia no se creía que el estudio fuera una actividad para las mujeres. Ella reconoce ahora que estaban equivocados, por lo que está determinada en ofrecer todas las oportunidades a sus hijas para que ellas sean lo que ellas quieran y decidan ser.

Hace un año, una persona muy cercana a ella pasó por una situación difícil e intentó quitarse la vida, desde entonces, Elizabeth vive su vida con mucha más cercanía a las personas que más ama, pone especial atención en mostrarse disponible y en tratar de entender más cada una de las diferentes situaciones para ayudar en lo más posible. Ella menciona que vivir ha tomado un nuevo significado y que la felicidad siempre irá primero. Todos los días al despertar repite la frase “Gracias por permitirnos vivir un día más, por lo que tenemos, por lo que nos das y por lo que nos quitas”. Elizabeth desea que compartir su experiencia de vida ayude a las personas a darse cuenta de la importancia de amar a los demás y de poner atención a las señales de ayuda.

“Gracias por permitirnos vivir un día más, por lo que tenemos, por lo que nos das y por lo que nos quitas.”

- Elizabeth Vega, Operaria de Producción Reciclado, Querétaro.
Ilustración por Kathya Rascón de la Agencia 361

Sandra Hernández

Villahermosa

Sandra es originaria de Tabasco. Tiene un pequeño de 10 años, es la hermana mayor de 6 hermanos, su papá se dedica al campo y su mamá a labores del hogar. Desde los 15 años empezó a trabajar para apoyar económicamente a su familia y para pagar sus estudios de preparatoria.

Sandra tiene 8 años en Grupo AlEn en el área de servicios generales, describe el trabajar ahí como el formar parte de una gran familia, un momento que le cambió la vida y una gran oportunidad, pues le ha permitido iniciar sus estudios profesionales. Sandra vende diferentes productos por catálogo y de puerta en puerta para complementar el costo de la colegiatura para poder terminar su carrera.

Se describe a sí misma como una mujer muy valiente que logra lo que se propone. Sandra quiere darle el mensaje a todas las mujeres y a las y los jóvenes que todo es posible si le ponemos empeño, jamás conformarse y aprovechar todas las oportunidades. Ve la equidad e igualdad como algo necesario para que todas y todos tengamos los mismos derechos.

Su familia y amigos la ven como un ejemplo a seguir, algo que a ella le llena de felicidad y orgullo. Actualmente sus metas son terminar su carrera, terminar de construir su casa, tener un negocio propio y crear redes con personas igual de luchadoras que ella, todo teniendo en mente el bienestar de su familia y el inspirar a su hijo a que siempre persiga sus sueños. Sus actividades favoritas son leer y ayudar a su hijo con su tarea.

Vive bajo el lema: nunca es tarde para empezar, con mucha paciencia y perseverancia se alcanzan los sueños. La mejor manera de alcanzar el éxito es vencer los medios.

“Nunca es tarde para empezar, con mucha paciencia y perseverancia se alcanzan los sueños. La mejor manera de alcanzar el éxito es vencer los miedos”.

- Sandra Hernández, Servicios Generales, Villahermosa.
Ilustración por Karina Sánchez de la Agencia 361

Mayra García

Nuevo León

Mayra es originaria de Santa Catarina, Nuevo León. Perteneciente a una extensa familia de 10 hermanos. Actualmente vive con su hermana, su sobrino y su cuñado, a quienes quiere y aprecia mucho.

Mayra tiene una larga historia colaborando en Grupo AlEn, ha laborado como auxiliar general, ha participado en producción de la planta de aceite de pino, estuvo presente en los inicios de la planta reciclado y actualmente lleva 5 años trabajando en el área de Acopio de plásticos.

Mayra describe su trabajo en Acopio como una oportunidad de transformar la vida de las personas que participan en los diferentes programas de Acopio y Reciclaje de botellas. Su principal responsabilidad es introducir a más personas al mundo de la sosteniblilidad, platicando la importancia de cuidar el medio ambiente a la vez que generan beneficios económicos para sus familias o beneficios sociales para asociaciones que ayudan a grupos con vulnerabilidad. Disfruta escuchar a los diferentes socios y escuelas del programa enorgullecerse de participar activamente en actividades de cuidado del planeta y le emociona el impacto y crecimiento que está teniendo el programa y su trabajo.

Mayra está muy orgullosa de sus diferentes logros que ha conseguido de la mano con AlEn. Tuvo la oportunidad de terminar su preparatoria y su carrera en psicología, pero menciona como su mayor logro el tener y construir amistades con muchas personas a quienes admira, quiere y les considera como parte de su familia. Disfruta continuar soñando y superarse tal como lo querían su papá y su mamá, a quienes recuerda con mucho amor después de su partida. Dentro de sus metas está viajar fuera del país para conocer otras culturas y ser un ejemplo e inspiración para sus sobrinos que sepan que no hay una cierta edad para estudiar o hacer lo que te gusta.

Mayra encuentra inspiración en la trayectoria de Mujeres AlEn que las considera como un ejemplo de fortaleza, superación y dedicación, entre ellas se encuentran: Alejandra Muñoz del área de nóminas que admira su calidad de persona y el sacar adelante a su familia; Amada Alcala de Investigación y desarrollo por su increíble trayectoria profesional; Ramzda Torres por su liderazgo; Erika del Bosque y Osiris Ayala por su permanencia y motivación diaria.

Desde pequeña Mayra se repite a ella misma “La Vida es Bella, hay que valorarla, agradecer a tu familia y a tus amistades”. Se describe como una mujer determinada, fuerte y rodeada de amistades y amor.

“La Vida es Bella, hay que valorarla, agradecer a tu familia y a tus amistades”.

- Mayra García, Supervisora de Acopio, Nuevo León.
Este sitio reconoce al talento de las mujeres de nuestra familia AlEn con una recopilación de sus historias y anécdotas, acompañadas de ilustraciones realizadas por las diseñadoras de AlEn. Visítalo cada més para conocer mas historias inspiradoras del talento AlEn.

1

En casi ya 10 años de pertenecer a la gran familia AlEn, he tenido la oportunidad de trabajado con muchísimas mujeres increíbles en todas las áreas de la organización; grandes profesionistas de su campo de especialidad pero sobre todo personas integrales en todos los aspectos de su vida... Mi reconocimiento y admiración a todas ellas!!!

2

Mi reconocimiento para Erika del Bosque de Abastecimientos Mty. Cuando una mujer enfrenta el miedo con Fe... no hay poder terrenal que la haga dudar. así es ella... Mamá de 2 nenas, que conoce de luchar por su vida y la de sus nenas. 

3

Reconocemos a Mayra García, supervisora en AlEn Recicla planta Monterrey, es una gran profesional, entusiasta en su trabajo y atenta con todos...la apreciamos mucho....🤗

4

Quiero reconocer a cada una de las mujeres de la Planta Villahermosa, son ustedes admirables y con su talento logran inspirar todo el equipo!!

5

Quiero reconocer a Eloisa Cavazos, su ayuda invaluable siempre, y además como combina su rol de profesional en el trabajo y como mamá y al cuidado de su hogar y sus dos hermosas hijas!! Algo que se dice fácil y solo mujeres como tu lo puede llevar! muchas gracias Elo!

6

Mi reconocimiento a cada una de ustedes, sus historias son súper inspiradoras!!!!

7

Me gustaría reconocer a una mujer que trabaja en el equipo de la CDS, que ha tenido un trayectoria muy exitosa en la organización, con retos de desarrollar funciones de manera brillante en diferentes áreas y también en diferentes ciudades, siempre entregando todo su talento y esfuerzo a nuestro Querido AlEn, y además formando una linda familia con su esposo Sergio, sus hijos Sergio Daniel, Sandrita y Karlita. Muchas Gracias Sandra Fernández por tu siempre apoyo y Muchas Felicidades!! Y que sigan los éxitos personales y profesionales!!!

8

Para mi es un orgullo colaborar en ALEN donde cada una de nuestras MUJERES son un verdadero pilar y se distinguen siempre por su profesionalismo, dedicación y ejemplo de nuestros valores!!!

9

Gracias por abrir su corazón y contarnos sus increíbles historias. Las admiramos mucho y nos llena de orgullo que pertenezcan a esta familia AlEn.

Es tu turno de agradecer y reconocer a las mujeres AlEn

Síguenos en nuestras redes sociales.